Archivo de la categoría: IBI

PROPUESTA DE CHA SOBRE EL IBI, IAE E IMPUESTO DE PLUSVALÍA PARA ZARAGOZA

CHA ha presentado 17 votos particulares, es decir, 17  propuestas para que  el gobierno municipal modifique su  proyecto de ordenanzas fiscales para 2016 que aprobó el pasado 25 de septiembre. La mayoría de estas propuestas se refieren al IBI, para el que proponemos un sistema de ayudas públicas que reduzcan el recibo un 50% a las personas con más dificultades económicas. Las medidas de CHA supondrán aumentar levemente la recaudación, sin  aumentar la presión fiscal ya de por sí elevada debido al catastrazo del ministro Montoro. ¿La clave? Solo sufrirán este catastrazo los recibos de las grandes empresas.

Esto es lo que ha explicado el portavoz municipal de Chunta Aragonesista, Carmelo Asensio. Unas medidas que supondrían, de cara a 2016, avanzar en la progresividad fiscal para que pague más quien más tiene.

Los doce primeros puntos están relacionados con el IBI porque es el impuesto más importante, por el que el Ayto recauda, aproximadamente, 155 millones de euros al año, pero también tiene gran repercusión en el bolsillo de la ciudadanía. Por ello, en el IBI se plantea una rebaja lineal del tipo de gravamen de un 22% para evitar la enorme subida que supone la eliminación obligatoria de las bonificaciones tras la revisión de valores catastrales efectuada en 2013 por exigencia del Ministerio de Hacienda,  con dos premisas  avanzar en la progresividad fiscal y mantener la presión recaudatoria.

De esta forma, se  plantean dos propuestas, que suba ligeramente o se mantenga el recibo de la mayor parte de viviendas de uso residencial y al mismo tiempo reducir el impuesto a las viviendas de menor valor catastral estableciendo un sistema de ayudas públicas que permita a determinados colectivos con unas determinadas condiciones económicas, hacer frente al pago de los gastos de su residencia.IMPUESTOS


Estos colectivos son: desempleados inscritos en el Inaem, pensionistas, personas que reciben pensiones no contributivas, titulares de pensión de gran invalidez, menores de 30 años, personas separadas, divorciadas, viudas o solteras con hijos menores a su cargo y discapacitados o solicitantes con discapacitados a su cargo con un grado de discapacidad igual o superior al 65%.

Para beneficiarse de las ayudas estos contribuyentes deberán reunir dos requisitos:

  • Obtener una cuantía de ingresos por debajo del Salario Mínimo Interprofesional multiplicado por 1,2
  • Que el valor catastral de su vivienda se encuentre por debajo de 120.000 euros.
  • Estar empadronados en Zaragoza y no  tener otra vivienda en propiedad.

 

PYMES Y MICRO EMPRESAS

En cuanto al IBI no residencial, es decir, el que se dirige a usos de oficinas, comerciales, culturales, deportivos, ocio y hostelería, sanidad, etc CHA plantea que se mantengan los tipos en el 0,8736, frente al 1% que propone el Ejecutivo local. Además tanto en oficinas como en comercios se eleva el umbral del valor catastral hasta el medio millón de euros para evitar que muchas PEQUEÑAS,  MEDIANAS EMPRESAS y MICRO EMPRESAS  se vean afectadas por una subida de casi el 50% con respecto a 2015 . De hecho con nuestra propuesta se evitaría que unos 3.000 establecimientos se vieran afectadoS por dicho incremento.

IMPUESTO DE ACTIVIDADES ECONÓMICAS Y PLUSVALÍA

Respecto al Impuesto de Actividades Económicas, CHA ha planteado tres votos particulares: uno seguir manteniendo el 30% de bonificación durante los cinco años de actividad empresarial que siguen a los dos primeros años de exención que fija la normativa estatal, propuesta esta que había eliminado el Gobierno Municipal. Además, se crea una bonificación nueva que cubre el 95% de la cuota del impuesto para sujetos pasivos que realicen actividades de interés municipal por circunstancias sociales, culturales o de creación de empleo, estamos hablando concretamente de las empresas de inserción que realizan contratación de personal en situación de riesgo de exclusión social.

Respecto a la tercera bonificación propuesta por CHA, se refiere al fomento del empleo estable, garantizando que cualquier empresa que acceda a este beneficio no se halle incursa en ningún proceso de regulación de empleo, no haya despedido de forma improcedente o colectiva a ningún trabajador en los últimos 12 meses y obligando a que cada puesto bonificado tenga una duración mínima de cinco años de contrato indefinido ya que, de no ser así, se devolvería la bonificación al Ayuntamiento.

Los dos últimos votos están relacionados con la plusvalía. En este sentido, se plantean dos tramos en las transmisiones mortis causa (por herencia) de la vivienda habitual. El primero, supondría una bonificación de un 95% si el valor catastral del suelo es inferior o igual a 50.000 euros; y un segundo tramo del 50% si el valor catastral se encuentra entre 50.001 y 100.000 euros, mejorando de esta forma el proyecto inicial.

De esta forma con la propuesta de CHA se mantienen ligeramente los ingresos para la hacienda municipal, ya que se van a ingresar en torno a 5 millones más de las rentas más altas pero se va a apoyar a las familias más desfavorecidas y con menos recursos a las que se va a destinar en torno a 3 millones de euros con el sistema previsto.

CHA quiere bajar el IBI un 22% y subvencionar un 50% las viviendas de menos de 120.000 € de valor catastral

Carmelo Asensio con representantes de las entidades vecinales.La actual propuesta del gobierno municipal sube el IBI a los que menos tienen. NO hay progresividad y la gente que menos tiene va a pagar más. Justo lo contrario a lo que dijeron en su programa electoral Zaragoza en Común.
Y, hay fórmulas para hacer que la gente no solo tenga que pagar el incremento previsto para 2016, sino para rebajarlo.

Esta es la propuesta de CHA para las Ordenanzas Fiscales  2016, presentada hoy por el portavoz de CHA en el Ayuntamiento de Zaragoza, Carmelo Asensio. Queremos bajar el 22% el tipo impositivo, es decir, el porcentaje que se grava en función del valor que la vivienda o local tiene en el Catastro. Con nuestra propuesta se puede bajar este impuesto. Y, además, bonificar de manera directa el 50% para las personas desempleadas cuyas viviendas  se encuentren en el tramo de valor catastral inferior a los 120.000 euros. Otra medida irá encaminada para evitar que el pequeño comercio sufra las consecuencias de una subida del IBI propuesta por el Gobierno Municipal de Zaragoza en Común que pretende subir este impuesto de bienes inmuebles a los comercios cuyos locales superen los 232.000 euros, frente al millón de euros que era antes.

REVISAR EL IBI EN TODOS LOS EDIFICIOS NO DESTINADOS AL CULTO DE LAS ORDENES RELIGIOSAS
La ley exime de pagar el IBI a los edificios de culto religioso pero las diferentes órdenes religiosas no hacen distinción en sus propiedades de los edificios que solo son iglesias y del resto que destinan a uso educativo, deportivo o comercial. Carmelo Asensio, portavoz de CHA en el Ayuntamiento de Zaragoza, propone revisar los diferentes usos de todos los inmuebles propiedad de las órdenes religiosas.

PLUSVALÍAS
CHA propone rebajar el impuesto de las viviendas que valgan menos de 100.000 euros cuando se reciben en herencias.

CHA QUIERE EVITAR EL PALO QUE SUPONDRÁ LA SUBIDA DEL IBI EN 2016

Aprobada por unanimidad la moción de Chunta Aragonesista, en el pleno de enero de 2015, para buscar soluciones que eviten el impacto del catastrazo porque la que se nos viene en encima a todos los zaragozanos y zaragozanas con el impuesto del IBI, el año que viene, va a ser de aupa. El recibo aumentará en torno al 27%, al terminarse las bonificaciones aplicadas en los últimos tres años, por lo que CHA, desde nuestro grupo municipal queremos que el Ayuntamiento busque todas las soluciones posibles, entre las que se encuentra bajar el tipo de gravamen para dejar sin efecto la subida y evitar el palo que supondrá el llamado “catastrazo” con subidas que pueden suponer un aumento de casi 84 euros pero tienen que ser los servicios jurídicos y de hacienda quienes dictaminen las posibilidades técnicas.
No nos resignamos a la subida obligatoria que impone el gobierno central para el Impuesto de Bienes Inmuebles y por eso queremos que el consistorio busque soluciones al palo económico que sufrirán los inmuebles zaragozanos a partir del año que viene. A nivel jurídico la solución pasaría por reformar la Ley de Haciendas Locales pero, evidentemente, el gobierno de Mariano Rajoy no está por la labor, por lo que hay que estudiar todas las posibilidades que podría tener el Ayuntamiento de Zaragoza, tal y como han explicado Juan Martín y Carmelo Asensio.

Lo que nuestro grupo   ha pedido en el pleno municipal, a través de esta moción , a todas las fuerzas políticas es que el gobierno municipal haga una propuesta para que sea cero el efecto de la eliminación de las subvenciones en el IBI. Y así se ha comprometido. CHA considera que esto se puede hacer tocando el tipo de gravamen pero queremos que sean los servicios técnicos quienes lo corroboren ya que tiene un problema y es que se reduce a todo el mundo, independientemente del valor catastral, por lo que habría que buscar también una solución.

Evolución del IBI en los últimos años

El RDL 20/2011, de 30 de diciembre de 2011, de medidas urgentes en materia presupuestaria y tributaria para la corrección del déficit, estableció una subida del IBI del 10% que se sumaba al 5% aprobado por el Ayuntamiento en las ordenanzas fiscales para 2012. El Gobierno central decidió, en mayo de 2013, mantener la subida del 10% hasta el año 2016, según recoge el Programa de Estabilidad para el periodo 2013-2016.

En mayo de 2012, el Ayuntamiento aprobó llevar a cabo una revisión de la ponencia de valores catastrales que aumentó considerablemente la base sobre la que se calcula el impuesto. El incremento medio fue del 85%, la mitad del que se hubiese dado en caso de haber hecho la revisión en el año que le correspondía que era el 2007. Para evitar que la revisión tuviera un impacto fiscal importante en la ciudad se establecieron unas bonificaciones para las viviendas con valores catastrales más bajos, bonificaciones que le Ley de Haciendas Locales permite y cuya vigencia era para tres años, es decir, para el período 2013-2015.

Las bonificaciones fijadas fueron las siguientes:

Para inmuebles con Valor Catastral menor de 70.000 € se bonifica la cuota íntegra para dejar sin efecto la subida del impuesto.
Para inmuebles con VC comprendido entre los 70.000 y los 200.000 € se aplica una bonificación gradual (coeficiente o tipo de 1 a 10) en función de los distintos tramos de VC.
Para inmuebles con VC > 200.000 € no se aplica ningún tipo de bonificación.

* El VC es aproximadamente el 50% del valor de mercado de la vivienda.

Esto ha supuesto que el 75% del parque inmobiliario de la ciudad se haya beneficiado de estas bonificaciones, unos 237.390 hogares de los 316.520 existentes, y que el 51% no hayan visto incrementado su recibo ni un céntimo, unos 161.000 hogares o 310.000 de los 492.760 inmuebles residenciales y no residenciales que hay en Zaragoza.

La mayor subida la han experimentado los 6.500 inmuebles que tienen ahora un valor superior a los 200.000 euros, con una subida mínima del 10% en sus respectivos recibos ya que no se les ha aplicado ninguna bonificación. En estos inmuebles, con un VC más elevado, el incremento en tres años tras el aumento obligado por el Gobierno Central, el 5% de 2012 y el 2,7% del 2013, ha sido del 27,3%.

Fin de las bonificaciones y subida del recibo

Una primera estimación del fin de estas bonificaciones apunta a un incremento medio del recibo del 27% que afectará especialmente a ese 75% de inmuebles que se han beneficiado de las bonificaciones. Si tenemos en cuenta que la media que pagan los zaragozanos/as en sus recibos del IBI es de 309,70 € al año, una subida del 27% puede suponer pagar 83,62 € más al año (el recibo quedaría en 393,32 €).

Haciendo una estimación según distintos valores catastrales partiendo de los datos disponibles en el Servicio de Tributos (conviene aclarar que se trata de estimaciones aproximadas porque el incremento depende de distintos factores como la bonificación aplicada, la zona o situación del inmueble, su dimensión, así como su antigüedad de cara a la revisión catastral practicada), quedaría:

Inmueble con VC menor de 70.000 €. Cuota anual: 264,82 € Incremento medio: 71,50 € anual con una subida del 27%.

Inmueble con VC de 150.000 €. Cuota anual: 485,36 € Incremento medio: 106,78 € al año con una subida del 22%

Inmueble con VC mayor de 200.000 €. No tendrían ningún incremento salvo el que se estableciera con las ordenanzas fiscales de 2016.

Para el portavoz de CHA en el Ayuntamiento de Zaragoza, hay soluciones para que
los propietarios de viviendas por debajo de 70.000 y de 150.000 € no tengan un impacto de subida pero ahora hay que conocer las consecuencias que tienen estas soluciones, qué efectos tienen y cómo afectara al resto, eso es lo que queremos conocer. “El objetivo ahora es conocer cómo se puede legalmente paliar una situación en la que sin reducir el importe que pagan los propietarios de viviendas más caras de la ciudad, el impacto sea cero para los que tienen viviendas más baratas en esta ciudad”