CHA PIDE RENEGOCIAR LA DEUDA MUNICIPAL CON LOS BANCOS

Nuestro grupo municipal va a defender en este próximo pleno esta iniciativa para que el Ayuntamiento haga un estudio de todos los créditos que tiene solicitados a los bancos, los renegocie a la baja y destine ese dinero que paga de más, a inversiones en Acción Social y creación de empleo. La presentamos al registro el viernes pasado y nos consta que el gobierno municipal la va a tener en cuenta.

Para que os hagáis una idea de la situación de la deuda financiera municipal, el Ayuntamiento de Zaragoza, en 2006 destinaba el 3,7 %  a pagar la deuda a los bancos. En 2012, ha pasado a pagar el  11% cada año. Es decir, se  ha triplicado pasando de 26 millones a 70 millones.  Si se pone en relación este dato con el dinero destinado a políticas sociales,  en 2006, por cada euro destinado a pagar  la deuda, se daba 1 euro a políticas sociales. Ahora  es de 0,60 euros lo que el Ayuntamiento destina a estas políticas frente al euro que dedica a pagar la deuda. Y esto sigue aumentando, tal y como ha recordado Juan Martín, por el plan de ajuste que ha obligado Rajoy para que se priorice el pago a los bancos antes que a cualquier otra cosa. Por tanto, en 2020 se pagará 100 millones de euros al pago de la deuda bancaria. Estos datos reflejan que el consistorio   ha triplicado su pago a los bancos en los últimos años, mientras que el dinero destinado a Acción social se ha reducido, a pesar de la necesidad de la gente.

En este otro gráfico, se puede ver la evolución de los préstamos a devolver a la banca y los intereses de la deuda, que se multiplican pasando  de 26 millones en 2006, a 70,5 en 2012.

En esta comparativa se puede ver cómo la Acción Social se congela, a pesar de haberse mantenido en los últimos años y al ritmo que vamos, se destinará solo la mitad de lo que se destina a deuda.  Por cada euro que se destina a pagar deuda, se destinarán tan solo 50 céntimos a políticas sociales.

Y, en este último gráfico puedes ver el resumen de todo lo dicho anteriormente. En esta línea, también solicitaremos que se renegocie con el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas el crédito que paga el Ayuntamiento al Instituto Oficial de Crédito, cuyo interés es del 6,5%. Esto, a juicio de CHA, es insufrible porque el Gobierno del Estado paga sobre el 1% el crédito que recibe del Banco Central Europeo y éste obliga  a los ayuntamientos a pagar el crédito recibido, nada menos que al 6,5%. Estamos hablando de usura pura y dura, la que está ejerciendo el gobierno de Rajoy con los Ayuntamientos. La jugada no tiene desperdicio. Por un lado, mientras el gobierno del PP  fija un techo de gasto público,  reduce  las políticas sociales y los  servicios básicos como la educación o la sanidad, obliga a los ayuntamientos a priorizar la devolución de créditos a la banca privada. En pocos meses los bancos recibirán unos 60.000 millones de euros, casi la misma cantidad que los 65.000 millones de recortes aprobados con las medidas de pasado mes de julio y que servirán para tapar vergonzosas responsabilidades en la gestión bancaria de algunas entidades.

Lo siguiente en esta escalada sin sentido  para beneficiar a los de siempre, tal y como ha ratificado Carmelo Asensio, es que si mantienen las leyes de estabilidad presupuestaria, el Ayuntamiento no podrá recurrir a nuevo endeudamiento para captar recursos (ahora casi no tiene, ante las disminución de ingresos por el Estado, la falta de financiación de la  DGA porque no paga lo que debe y la caída de ingresos propios ante la ausencia de venta de suelos y la disminución de la actividad económica).

 La lealtad del Partido Popular con la derecha económica y la banca privada no solo se plasma en este  traspaso  de dinero público, sino que se aprecia en las leyes de estabilidad financiera aprobadas donde se prioriza el pago de la deuda bancaria por encima del resto de las políticas de gasto. De hecho en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2013, todos los capítulos de gasto disminuyen menos los gastos financieros que se verán incrementados 9.742 millones de euros, un 34% más que en 2012, que unido a los más de 38.000 millones de euros que se destinan al pago de la deuda harán que la banca privada se lleve una cuarta parte del gasto del Estado español en 2013. Paradójicamente el efecto de estas medidas y las ayudas a la banca han originado que el déficit de las administraciones públicas haya pasado del 8,96% en 2011 al 9,44% en 2012.

Las medidas del Gobierno se han extendido también a las Comunidades Autónomas y Corporaciones Locales, lo que ha hecho que el pago de la deuda se priorice sobre otras partidas de gasto. Como decimos, el Ayuntamiento de Zaragoza deberá pagar este año 70.548.746 euros de deuda financiera e intereses a los bancos, lo que supone el 11% del presupuesto municipal para 2012 con el agravante de tener prohibido obtener recursos a través de nuevo endeudamiento, algo incompresible e injustificable si tenemos en cuenta las necesidades que existen la ciudad de Zaragoza y la apuesta que debemos hacer por las políticas sociales y de empleo como la forma más efectiva de luchar contra la crisis económica.

 

CHA ZGZ

La unica alternativa de izquierda aragonesista. Con independencia, coherencia y defendiendo los intereses de la ciudadanía

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.