Empieza hoy en el Actur el programa de atención a la infancia para alimentar y cuidar a niños y niñas sin recursos

Centro de Mayores Actur-Rey FernandoEl programa consiste en dar de comer, durante julio y agosto, a casi una cincuentena de chavales en el Centro de Mayores Actur-Rey Fernando, pasarles después a la biblioteca del Centro hasta que abra las puertas el Centro de Tiempo Libre, en donde pueden permanecer hasta las 8 de la tarde. El presidente del Distrito Carmelo Asensio, tiene claro que en las Juntas que presiden concejales de CHA  colocamos a las personas en la primera línea de la actuación política.
Este programa de atención a la infancia se ha puesto en marcha en un tiempo récord. En el último pleno de la Junta, el 19 de junio,  ante los primeros inicios, se creó una red de alerta social para detectar  casos de niños sin recursos con problemas de malnutrición surgidos al terminar el comedor del colegio. Entidades sociales, vecinales junto con la Plataforma Solidaria del Actur se encargaron de detectar los casos que pasaron a ser baremados por los servicios sociales. La Junta coordinó a las entidades, servicios municipales, el Comedor del Centro de Mayores y el Centro de Tiempo Libre Sin mugas, ubicado a cinco minutos del comedor para llevarlo a cabo.
El Centro  de Mayores del Actur ampliará una hora su horario de comidas para dar cabida a estos nuevos comensales, cuyas edades están comprendidas entre 3 y 15 años, que compartirán mesa y mantel con los abuelos usuarios de este comedor. El programa, que cuesta 4.500 euros, financiará también este aumento del horario y el pago de la hora extra de los camareros que aquí trabajan. La atención a los chicos tras la comida corre a cargo de personal voluntario de las entidades sociales que trabajan en el Actur y, por la tarde, por los profesionales del Centro de Tiempo Libre. Pero además, los servicios sociales seguirán interactuando con las familias para buscarles una solución que les haga salir de la situación en la que se encuentran, motivada fundamentalmente por la falta de trabajo.
La decisión de la Junta ha sido destinar parte de los 26.000 euros de presupuesto de la Junta a atender a estos niños pero no montando un comedor social ni nada parecido como el Zaragoza Redistribuye. Estos programas existen pero los comedores sociales no son la solución porque hay que intervenir de manera integral en estas familias.
Como el Centro de Tiempo Libre cierra durante el mes de agosto, los chicos participarán este mes    en el programa municipal Zaragalla. A partir de septiembre, este programa cambiará de objetivo y atenderá a cuatrocientas familias de Actur que no tienen dinero para comprar el material escolar de sus hijos e hijas. Un programa que cuesta 5.000 euros y que será financiado también con el presupuesto de la Junta de Distrito que ha eliminado todos los gastos de festejos que había hasta ahora para destinar el dinero a las becas de comedor escolar y a estos dos programas de atención a la infancia.  Carmelo Asensio ha invitado al Ayuntamiento a copiar la manera de trabajar que han llevado a cabo en el Actur para trasladarlo a otros barrios de la ciudad donde lo necesiten.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *