2012: DISCURSO DE JUAN MARTÍN EN EL DEBATE DEL ESTADO DE LA CIUDAD

DEBATE SOBRE EL ESTADO DE LA CIUDAD 2012

Autoridades, Señor Alcalde, compañeros y compañeras de corporación, amigos y amigas, buenas tardes

Quiero comenzar la intervención de hoy agradeciendo a mi Grupo Municipal su confianza y su trabajo denodado a lo largo de estos 18 meses ya de mandato, e invitando a todos a participar en la huelga general que se celebrará el próximo miércoles 14 de Noviembre, en la forma que puedan, con la intensidad que puedan, pero expresando de forma contundente el rechazo a unas políticas injustas, antisociales, pensadas para el enriquecimiento de unos pocos y la destrucción del estado del bienestar.

Este debate que hoy hemos comenzado no es como todos los que se han celebrado hasta ahora. El que hoy nos reúne concita una serie de elementos que lo hace especialmente relevante desde el punto de vista social y político.

En primer lugar porque, nos encontramos inmersos en la más importante crisis social, económica y de empleo de los últimos cincuenta años. Y las respuestas a está han sido dos reformas laborales en la misma línea, una del PSOE y otra del PP, que lejos de solucionarla la han agravado.

Nunca se había deteriorado tanto y tan rápidamente la vida de nuestra ciudadanía, hoy es la primera obligación política dar respuesta a sus demandas, aun retorciendo y forzando hasta donde sea posible la legalidad. Ante situaciones extraordinarias es absolutamente necesario poner en marcha mecanismos extraordinarios y en eso nos vamos a empeñar desde CHUNTA ARAGONESISTA.

En segundo lugar, porque esta vez sí, las urnas las cargó el diablo, y la aritmética resultante de las elecciones de hace 18 meses ha hecho que el juego de los equilibrios políticos sea constante, y el día a día está demostrando quién está por construir ciudad, por acordar, por avanzar y quién no.

En tercer lugar porque estamos ante el Alcalde, candidato de un partido, el socialista, con el menor apoyo popular de la democracia y ante un gobierno que para salir adelante necesita constantemente de sostén externo, de respiración asistida. Un Gobierno que nació rehén de sus propias contradicciones y que deambula por la planta noble mártir de sus propios excesos.

En cuarto lugar, porque tenemos a un primer partido de la oposición en estado de shock permanente desde hace 18 meses. Los J.A.S.P. del PP, jóvenes aunque sobradamente preparados, (no se preocupe Sr. Suarez, no lo digo por Usted), “Nasios pa goberna!”, han comenzado reciente y tímidamente a interiorizar que nunca tantos concejales dieron para tan poco, y que nunca una posición política (la suya) ha sido tan contraria, en sus planteamientos políticos de fondo, a lo que su propia organización defiende en cualquier otro lugar. Y de ahí su reciente interés por los consensos, aunque sigan pensando que los consensos se perpetran, no se consiguen y que solo son válidos si ratifican sus posiciones.

Con sólo hacer un somero repaso a las políticas puestas en marcha en estos últimos 12 meses por el PP en España y en Aragón, hay que concluir que tomamos la decisión menos mala en su día: dar nuestro apoyo a su investidura Sr. Alcalde.

En cuarto lugar, porque la izquierda estatal que siempre ha pensado que solo hay vida en la convivencia matrimonial con el PSOE, gobernando con él, ya ha comenzado a asumir que la mejor manera de adaptarse a la actual realidad municipal es pactar sus políticas una a una. Ha aprendido a aplicar métodos de relación variable y territorializados con los socialistas, está el método zaragozano, el andaluz, el asturiano y hasta el extremeño, este último, como su propio nombre indica, quizá algo extremo en cuanto a sus resultados.

En CHUNTA ARAGONESISTA, que algo sabemos de gobiernos con el PSOE, pensábamos hace 18 meses, y lo seguimos pensando ahora, que solo se puede construir esa relación desde la máxima libertad, desde el máximo respeto, desde la máxima independencia. Colaboración, sí, apoyo, cuando toque, pero sobre todo responsabilidades compartidas cuando éstas se hayan pactado con anterioridad.

Muchos afirmaban, al comienzo de este mandato, que CHUNTA ARAGONESISTA terminaría “comiéndose los turrones” del 2011 en el gobierno de la ciudad. Ya saben: “todos son iguales”, “estamos ante el paripé de siempre”, “ya lo tendrán pactado”…. No ha sido así, y eso por una única razón: somos más útiles para los ciudadanos, en este contexto de un gobierno en minoría, desde la libertad que da ser oposición responsable, pactando uno a uno los acuerdos, sin dar cheques en blanco a nadie, exigiendo el cumplimiento de los acuerdos de gobernabilidad que firmamos mutuamente para seguir prestando nuestro apoyo. No es fácil la relación con Chunta Aragonesista, pero lo que CHA pacta lo cumple hasta el final y exige que se cumpla.

No les voy a ocultar que a la hora de conformar nuestra posición frente a su gobierno pesaron, entre otras razones, porque no decirlo, los anteriores ocho años de relación con los compañeros de viaje del Partido Socialista. Ver como una buena parte de los proyectos iniciados en común quedaban, o bien durmiendo el sueño de los injustos por exclusivas razones políticas, o bien directamente varados, ninguneados, hacen replantearse a cualquier organización la balanza de sus afectos y desafectos, de las confianzas y lealtades mutuas.

Aunque ahora sea tiempo de mirar hacia delante, somos sabedores de quién ignoraban los logros conseguidos en común hasta hace bien poco, y quién ahora los coloca, sin rubor, en el lugar reservado para los grandes reconocimientos. Frágil relación estaríamos construyendo cara al futuro si no recordásemos lo positivo y lo negativo de esa andadura en común, cuatro años coincidentes, cuatro años divergente y ahora en paralelo, construyendo confianzas día a día, y alguna que otra desconfianza también.

Sabemos bien lo que cotizan las decisiones de este tipo. Decidimos no entrar en el gobierno en la pasada legislatura y pocos lo reconocieron. Y seguiremos sin entrar en esta, con la vista puesta en cumplir nuestros objetivos políticos, y todo ello más allá de frases hechas que intentan extrapolar realidades catalanas con bastante poca fortuna y con ninguna imaginación.

Señor Alcalde, los cuatro años anteriores gozó Usted de un acuerdo de gobierno con el Partido Aragonés y del apoyo en los temas económicos de Izquierda Unida, y con la oposición de Chunta Aragonesista, oposición que sólo se relajó o para sacar adelante el último presupuesto de esa legislatura. Conseguimos con ello mantener al tejido social y eliminar las partidas de grandes eventos, esas políticas fueron el anticipo de lo que vendría meses más tarde. Fueron años de falta de reconocimiento certero por parte del PSOE, a tiempo, de la realidad y profundidad de la crisis económica que teníamos encima.

Todavía recordamos en mi grupo, como y a qué se destinaron los cientos de millones de Euros de los dos años que duró el Fondo para el Empleo y la sostenibilidad local diseñado por el Gobierno del Señor Zapatero. ¿Cómo sería el panorama socioeconómico de la ciudad si este fondo se hubiese destinado realmente a estimular la economía e impulsar proyectos generadores de empleo no cortoplacista?. ¿Cuál sería la situación económica del Ayuntamiento, señor Alcalde, si esos centenares de millones de euros se hubieran destinado al pago de proveedores o a reducir la carga financiera real?, hoy no estaríamos inmersos en un Plan de ajuste y podríamos estar diseñando y ejecutando inversión. Ya entonces recordamos y recordaremos, el error de negociar el pago de la factura de la expo tal y como se hizo, esa decisión, conviene recordarlo, se tomo con el apoyo del Partido Popular, el partido que ahora se rasga las vestiduras cuando se habla de la situación económica, será que tiene Popularmnesia.

Esa legislatura fue la que más hizo caer el gasto en políticas sociales por habitante, pasando de 598 Euros/hab en 2008 a 488 en 2011, mientras se aumentaba la carga fiscal de 475 Euros/hab en 2008 a 501 en 2011, según los datos de sus propios servicios municipales, es decir, mientras las políticas sociales caían un 18%, la carga fiscal ascendía un 5,5% de media, y es ese tiempo perdido, en plena crisis, el que ahora nos esta constando tanto remontar. Ese periodo desaprovechado para sentar las bases a tiempo de la nueva gestión económica del transporte urbano (le recuerdo el famoso búho-bus gratuito para todos), ese periodo en el que se firmó la contrata de gestión de la basura más cara de la historia de Zaragoza, legislatura en la que no se quiso solucionar ni los problemas del Ecovertedero, ni los de PLA-Za, ni los del barrio del AVE, ni tantos otros, problemas que ahora nos los encontramos agravados por una crisis financiera de enormes proporciones.

Ese es el pasado que ahora a Ustedes, señores del Psoe y a nosotros, junto con IU y PP, nos toca gestionar. Y no vale recurrir a que las responsabilidades son de otros (aunque lo sean), la ciudad nos exige soluciones, y soluciones es lo que debemos conseguir y aportar entre todos. Sabíamos cómo estaban las cosas, grosso modo, cuando concurrimos a las elecciones y ahora no nos vamos a escaquear.

Ahora el momento político es distinto. Estamos a 18 meses ya del inicio de su actual mandato, lo cual hace absolutamente necesario realizar un repaso de los aciertos y desaciertos de su gobierno, y porque no decirlo, también a los de Chunta Aragonesista en la medida que ha colaborado en la toma de algunas de esas decisiones.

Paso ahora, por tanto, a plantear mi intervención con el objetivo de hacer un repaso a la actividad de su gobierno. Y ya le anticipo que la sensación que tiene mi grupo es que hay poco positivo que decir de este último año: crisis económica; crisis de gobierno; caída de la inversión; ausencia de ideas, posiciones muy conservadoras en materia de laicidad institucional y sobre todo, ausencia de liderazgo claro. Pero, con todo, lo que más nos preocupa es la inexistencia de un discurso, de un relato, de un planteamiento, claro, sincero, realista, y a la vez esperanzador que contenga ideas que trasladar a la ciudadanía.

En junio de 2011, usted reeditó mandato señalando, en su discurso de investidura, sus grandes objetivos, que fundamentalmente eran:
Repensar y generar un nuevo modelo de desarrollo para la ciudad.
Fijar el empleo y la protección social como máxima prioridad de las políticas municipales.
Crear un mecanismo de garantía para favorecer el acceso de los autónomos a microcréditos que permitan su supervivencia.
Mantener el empleo público.
La puesta en marcha de una política fiscal basada en la progresividad de los impuestos, para exigir un mayor esfuerzo a quien más tiene.
La elaboración de planes integrales para todos los distritos.
Establecer una estrategia de movilidad basada en: el transporte público, la promoción del uso de la bicicleta y de los recorridos peatonales, la reducción de los desplazamientos en vehículo privado. Incluyendo: La terminación de la Línea 1 de tranvía, el inicio de los estudios para una segunda línea este-oeste, la extensión del servicio Bizi a todos los distritos, el impulso a la red de cercanías en colaboración con el Ministerio de Fomento y el Gobierno de Aragón, y la reordenación de la red de autobuses.

Y sobre esta base, junto con la eliminación de la política de grandes eventos: Expo paisajes 2014 y la Olimpiada de Invierno de 2022, CHUNTA ARAGONESISTA suscribió un acuerdo de legislatura al máximo nivel con el Partido Socialista Obrero Español el día 9 de Junio de 2011, que tuvo como consecuencia que su partido y Usted continuasen gobernando, pero sobre estos objetivos y no sobre otros.

El resultado, hasta ahora ha sido desigual. Hemos conseguido, a su pesar, eliminar la política de grandes eventos, y su gobierno, a trancas y barrancas, ha conseguido mantener el empleo público y desarrollar los elementos centrales de la nueva política de movilidad, pero nada se ha hecho en materia de autónomos, de microcréditos, de fomento de la ciudad interior, de ampliación de las políticas de rehabilitación urbana, de fijación de una estrategia urbana de ciudad para los próximos años o de fomento de la laicidad institucional, en este tema, caminamos en dirección contraria. En materia de cultura la actividad municipal es un erial, se ha reducido a la externalización de la gestión de los equipamientos públicos culturales y a las ocurrencias pilaristas.

En su haber se encuentra el haber mantenido los colchones sociales, las políticas sociales y educativas, pero la intensidad de las mismas se ha debido al esfuerzo conjunto de IU, PSOE y CHA. Nada tenemos ni de la elaboración de planes integrales para todos los distritos, aspecto este sustancialísimo en el futuro inmediato ya que, a nuestro juicio, no puede haber, en función del barrio donde vivan, ciudadanos con necesidades sociales de primera, porque disponen de más recursos asistenciales, o de segunda, y todo ello en función de que cuenten, o no, con planes integrales.

Hemos conseguido, en suma, las tres fuerzas políticas: mantener las políticas sociales, el empleo público, al tejido social vivo, desde el cuidado prestado a la priorización de los pagos a éstos y colocando los objetivos de las mismas en el primer lugar de la agenda pública municipal.

Pero su gobierno se ha revelado incapaz para:
1.Atraer inversión privada.
2.Mejorar, o al menos no empeorar, las relaciones políticas y económicas con el Gobierno de Aragón y el Gobierno de España.
3.Renegociar en términos sustanciales la factura de las grandes contratas municipales, sin costes laborales, y la de las entidades financieras.

Uno de sus grandes fracasos de estos últimos doce meses ha sido la no consecución de apoyo financiero privado para acometer el nuevo modelo de gestión de la depuración en Zaragoza. Siendo cierto, como es, que una buena parte de la responsabilidad la tiene el Partido Popular, también lo es que no se atisban en el horizonte la materialización de ofertas económicas ventajosas para la ciudad que generen ingresos económicos suficientes para financiar otros servicios públicos, y si estas ofertas no se dan, CHUNTA ARAGONESISTA prefiere continuar con una sociedad 100% pública.

En el capítulo de los fracasos también hay que situar la modificación de la Relación de Puestos de Trabajo y la asignación de las nuevas jefaturas de servicio, que sólo han conseguido generar malestar, agravios, descoordinación y decisiones abiertamente injustas. Los tribunales en breve pondrán a cada uno en su sitio.

A las tres incapacidades señaladas anteriormente se une una cuarta INCAPACIDAD, la incapacidad de liderar el futuro a corto y medio plazo de la ciudad: no hay proyectos de ciudad más allá de la segunda línea del tranvía para la que no cuentan con financiación. Se supone que algún día saldremos de la crisis, ¿pero con qué proyectos de ciudad, con qué medidas de carácter estratégico? Si ahora no diseñamos futuro ¿Cuándo esperan Usd. Hacerlo?

Se lo dije hace dos años, Usted, desde luego, no es responsable de la crisis económica, ni pudo prever su aparición, pero de lo que sí es responsable es de no haber acompasado, en su momento la realidad del gasto del ayuntamiento de Zaragoza a la evolución de la situación económica, y sí es responsable de haber seguido manteniendo proyectos que en absoluto han estado dimensionados a la realidad económica de la ciudad, y desde luego es absolutamente responsable de su inacción ante el ninguneo inversor de Madrid y el Pignatelli en la ciudad. ¿Cuál es su capacidad política ante el Gobierno de Aragón y el de Madrid? Yo se lo digo, la misma que cuando gobernaba el PSOE y el PAR, es decir, ninguna.

Zaragoza se ha quedado fuera, de nuevo, de los presupuestos generales del Estado, y también se ha quedado fuera de los de Aragón. Ejemplos los que Ustedes quieran ¿Cuánto tiempo más podremos aguantar esta situación? ¿Cuánto tiempo tienen que seguir siendo más de la mitad de los aragoneses los grandes olvidados de un Gobierno de Aragón que no sabe que existe Zaragoza a la hora de financiar servicios que presta para todos los aragoneses? Yo le invito a reevaluar todos los compromisos jurídicos adquiridos por el Gobierno de Aragón con la ciudad y caso de que se incumplan acudir a los tribunales.

Sr. Alcalde, llego ya al ecuador de mi intervención, para pasar a señalarle cuáles van a ser las líneas maestras, las propuestas políticas que va a seguir mi grupo en el futuro, porque creemos que hay que pensar en el presente y planificar cómo debe ser la ciudad que queremos para capear la crisis, y qué apuestas sociales queremos poner en práctica. Pero sobre todo sobre qué valores queremos construir la convivencia en Zaragoza.
Y desde CHUNTA ARAGONESISTA, entendemos que hay que hacer una apuesta clara por las personas, no sólo a medio y largo plazo, sino también en el corto plazo, en el día a día. Creemos que es necesario inocular en la gestión política cotidiana valores, y nos referimos a los valores republicanos: el respeto y cuidado por lo que es de todos, la ciudadanía responsable, la fraternidad, la empatía con los que sufren, la libertad, la justicia real y el derecho de los ciudadanos a participar activamente en las decisiones que les afectan. La ciudadanía tiene derecho a decidir.

Es prioritario la resolución de los gravísimos problemas que tiene la ciudad y que en este momento son la profundización de la crisis económica que hace que la actividad económica esté cayendo en torno al 1,5% , así como la preocupante situación de desempleo y exclusión social en la que se encuentran cada vez un mayor número de personas. La Encuesta de Población Activa del tercer trimestre del año arroja un dato escalofriante: 97.400 zaragozanos en paro, el 20% de la población activa batiendo un triste record. Es el dato de paro más negativo de los últimos 30 años.

Los terribles datos de evolución del desempleo coinciden con un evidente empeoramiento de las condiciones de vida de la población. La Encuesta de Condiciones de Vida publicada hace tres semanas por el INE evidencia esta situación con más de la mitad de población aragonesa con dificultades para llegar al final de mes. Más de 290.000 personas en la ciudad de Zaragoza tienen problemas para subsistir con sus ingresos, con el agravante de que ya existen cerca del 10% de los hogares, unas 130.000 personas, que se encuentran en una situación muy grave y en riesgo de exclusión social.

Para atender esta gravísima situación es preciso definir el papel de lo público en la economía y utilizar los mecanismos que la administración tiene para actuar de forma urgente sobre estos problemas. No cabe duda que uno de los principales instrumentos de actuación que tiene una administración es su presupuesto, posibilidad que, en el caso del Ayuntamiento de Zaragoza, se ve fuertemente condicionada por la limitación de la autonomía municipal que han supuesto las distintas leyes de estabilidad financiera, con el acuerdo cómplice de PP y PSOE que han llegado hasta la modificación de la Constitución para dar rango constitucional al sacro santo objetivo de reducción del déficit.

Nuestras propuestas van encaminadas a tomar decisiones estructurales, profundas, tanto en materia de organización municipal, como de reestructuración del gasto priorizando las políticas sociales y de empleo frente el pago de la deuda financiera a la banca y otra serie de gastos en estos momentos más que cuestionables.

Es necesario seguir con la reorganización de sociedades y patronatos municipales reagrupando sus actividades para seguir una línea homogénea de acción cultural, una línea homogénea de intervención urbanística y una línea homogénea de intervención social. Una vez concluida y cerrada la participación de Zaragoza en varias sociedades compartidas con el Gobierno de Aragón, como la sociedad Zaragoza Global, la Sociedad de Promoción del aeropuerto, ahora es necesario avanzar en la salida de Zaragoza de las sociedades del Gobierno de Aragón que son de hecho “competencia impropia” de la Ciudad: Zaragoza Alta Velocidad y PLA-ZA.

Pero todo ello no se puede realizar sin contar con las trabajadoras y trabajadores municipales, autentico pilar de los servicios públicos. Vanos a pelear por el pago de la parte proporcional de la paga extra a todos los trabajadores y ya les anuncio que vamos a presentar en los próximos días una iniciativa ante el Justicia de Aragón para que se pronuncie jurídicamente sobre este derecho de todos los trabajadores.

Creemos que es urgente seguir con la revisión pormenorizada de todo el gasto del presupuesto, con el objeto de priorizar y adaptar el gasto corriente, el gasto comprometido y la política de subvenciones a las nuevas necesidades sociales básicas y a las políticas de empleo.

En esta línea nuestras propuestas en política social pasan por:

1 Plantear la concentración y el aumento de las partidas económicas destinadas a políticas sociales, realizando una profunda revisión de las partidas destinadas a financiar la dependencia máxime cuando el Estado y el Gobierno de Aragón no asumen su deber de financiación. Todo ello con el objetivo de ampliar y diversificar las ayudas de urgente necesidad, pactando las grandes líneas de las mismas con los interlocutores sociales.

2 Proponer a los grandes propietarios de viviendas vacías, es decir, los bancos, llegar a acuerdos para el fomento de su alquiler social gestionado por las entidades sociales. El citado programa de vivienda social se realizaría en las mismas condiciones que el que actualmente realiza Zaragoza Vivienda y bajo su coordinación. A todas las entidades financieras que participen se les incorporaría en el programa de empresas socialmente responsables que debe iniciar el ayuntamiento de Zaragoza premiando las buenas prácticas sociales.

En este punto quiero señalar que mi grupo va a apoyar en todo Aragón la necesidad de que se produzca una MORATORIA de todos los desahucios previstos hasta que se traduzcan en acuerdos legislativos las conversaciones que sobre esta materia sean iniciado en el seno del Congreso de los Diputados.

3 Poner en marcha un programa de “comidas calientes” en colaboración con las entidades sociales y las asociaciones de hosteleros de la ciudad de Zaragoza que consistiría en la posibilidad de proporcionar comidas calientes en todos los establecimientos hosteleros adheridos al programa con una mecánica de cobro y obtención idéntica a la que ahora se utiliza para los vales de comida canjeables en supermercados que suministran los servicios sociales municipales a través del Programa de Ayudas de Urgente necesidad.

Pero no sólo hay que asumir y poner en marcha nuevas propuestas en materia de política social, también hay que hacerlo en materia de empleo. En esa línea creemos que hay que reorientar el gasto municipal hacia la creación efectiva de empleo. Esta debe ser la prioridad central, a nuestro juicio, del ayuntamiento de Zaragoza.

En primer lugar, desde la eliminación de raíz de cualquier posibilidad de destrucción de empleo público. Forma parte de los compromisos de investidura con esta formación y su incumplimiento supondría una grave quiebra en la relación con el equipo de gobierno. Las futuras contratas se deben de poner en marcha sin perdida de puestos de trabajo.

En segundo lugar, por la conformación de los elementos necesarios para la creación de empleo por las empresas privadas, a través de estímulos fiscales, y un ejemplo de ello fue la congelación del IBI planteada por mi grupo para el pequeño y mediano comercio.

En este punto quiero hacer un alto en el camino para señalar las cuatro grandes apuestas en materia de empleo de CHUNTA ARAGONESISTA, a saber, el Proyecto Agros, ya lanzado a través de sus primeras jornadas y con la inminente puesta en marcha de los huertos vecinales de Casablanca y Parque Goya. Un proyecto que pretende generar un círculo virtuoso de producción, comercialización y distribución de una de las mejores huertas urbanas: la de Zaragoza, a la vez que genera canales de distribución consumo, producción y comercialización, y pone en relación productores, consumidores y comercializadores. El objetivo: generar una industria que pone en valor nuestros productos, producidos en Zaragoza, que comercializan nuestras cooperativas y empresas, y que suministran a nuestros comedores. Empleo con alto valor añadido que fomenta lo propio.

En segundo lugar, el proyecto de construcción y promoción, para su posterior venta, de aparcamientos bajo nuestras calles y plazas. Proyecto que supondría cumplir la previsión de construcción de aparcamientos diseñada en el Plan de Movilidad Sostenible, solucionar los graves problemas de aparcamiento para residentes en la ciudad consolidada, reorientar al sector económico dedicado a la construcción de vivienda a esta nueva actividad. Sólo es necesario ir modificando, una a una, la calificación urbanística del subsuelo de determinadas calles de la ciudad, pasando de ser bien de dominio público a patrimonial. Con ello abordaríamos definitivamente el grave problema de estacionamiento de la ciudad consolidada y generaríamos un nuevo nicho de empleo. El primero que se debe abordar es el previsto en la C/ Moret en la Plaza de los Sitios.

En tercer lugar, por la puesta en marcha de un ambicioso plan de rehabilitación de viviendas para aislarlas térmicamente y dotarlas de ascensores. El presupuesto vigente ya cuenta con partidas introducidas por Chunta Aragonesista por un importe de 700.000 euros para su consecución. Esta política la vamos a seguir impulsando en la medida de la existencia de disponibilidades presupuestarias.

La cuarta pata de este modelo, descansa en la economía social, en la presencia de las empresas del tercer sector y del tejido relacionado con la Cooperación al Desarrollo. El cuidado de la vida en todos sus aspectos y la atención de las necesidades de las personas, no solo es un elemento calve de cohesión y justicia social sino que puede suponer un importante yacimiento de empleo.

Creemos absolutamente imprescindible el refuerzo y la puesta en marcha de políticas sociales dirigidas al empleo social y que tengan como objetivo las personas con grandes dificultades de inserción laboral, y por eso reivindicamos una mayor presencia y protagonismo del Tercer Sector y la Economía social, ámbitos que en nuestra opinión deben ser la punta de lanza de las nuevas políticas sociolaborales de esta ciudad. En ningún caso apoyaremos medidas que vayan encaminadas a su desaparición, es más, vamos a exigir la presencia de clausulas especiales referidas a este tipo de empresas en las nuevas concesiones municipales y ejemplo de ello será la próxima contrata de zonas verdes.

Esa apuesta por las personas, por la ciudad, no puede olvidarse de los jóvenes, ni por la participación ciudadana. Hay que redoblar el compromiso con los jóvenes que esperan respuestas concretas a sus problemas concretos. Y uno de los más acuciantes es la imposibilidad de emanciparse ante la falta de vivienda en condiciones económicas mínimamente asequibles.

Es necesario reorientar y relanzar el programa de la Hipoteca Joven con un contenido completamente distinto. No pueden gestionar ni la hipoteca joven, ni puede tener relación económica con el ayuntamiento ninguna entidad financiera que no asuma los compromisos de banca ética y responsable, o que esté ejecutando desahucios de forma antisocial.

Señor Alcalde, nuestra ciudadanía nos exige participar, codecidir, pero de verdad, de forma clara, precisa, para que sea tenida en cuenta su opinión y se lleve a cabo, por eso creemos absolutamente necesario abordar la redacción de una ordenanza municipal que regule y facilite la convocatoria de CONSULTAS POPULARES. Debe ser algo habitual consultar a la ciudadanía los asuntos centrales de sus interés, no puede ser que para poder convocar una consulta haya que sortear un sin número de trabas burocráticas o reunir un número absolutamente exorbitado de firmas. Zaragoza tiene que ser ejemplo de participación democrática vinculante, y por eso hoy CHUNTA ARAGONESISTA planteará hoy una propuesta de resolución en esa dirección: la simplificación y reducción de los tramites necesarios para convocar consultas populares que son mucho más que hacer una encuesta en una pagina web.

Quiero terminar hablando de la cultura zaragozana y aragonesa, y del papel que Zaragoza, debe jugar en la misma. La industria cultural de Zaragoza, los creadores y creadoras zaragozanas son un elemento central a la hora de crear identidad, de generar contenido elemento fundamental para ser identificados en la sociedad del s. XXI. En Zaragoza el sector cultural es un importantísimo elemento de creación de empleo y dinamización cultural. Cultura para todos, cultura como elemento de dignidad, como elemento que contribuye a crear ciudadanos libres, cultura como herramienta para ser mejores. Y en esa línea hemos planteado:

Un acuerdo político a tres bandas para que la apertura de la Harinera de San José se convierta en un equipamiento de creación cultural de ciudad a lo largo de los próximos tres años gestionado por la iniciativa vecinal, social y cultural, sin intervenciones en su programación desde la administración pública.

Y que el actual presupuesto contenga a instancia de CHUNTA ARAGONESISTA, por primera vez en la historia de Zaragoza, partidas por un importe cercano a 500.000 euros, destinadas a subvencionar proyectos culturales y a la actividad de las escuela artísticas municipales. Ha sido el primer año, ha habido que acomodarlo, en parte, a programas existentes, en el próximo presupuesto, si cuenta con el concurso de CHUNTA, se dedicaran por completo a proyectos al 100 % nuevos.

Ligado a la cultura, a la educación, y a la Universidad hemos alcanzado un acuerdo político con IU y PSOE, para lanzar un proyecto estratégico de ciudad, de futuro, en concreto para el Casco Histórico y la Universidad: el proyecto Casco Universitario. Un proyecto que pretende poner en valor los recursos públicos, los edificios públicos, destinándolos a servicios públicos, un proyecto que nace con la vocación de servir de palanca para proporcionar un salto de escala al Casco Histórico.

La iniciativa tiene como elemento central la conversión del actual edificio de los Juzgados y de los edificios públicos en desuso, en dependencias de la Universidad de Zaragoza. Estamos hablando de Facultades, Escuelas, Institutos Universitarios, residencias o dependencias complementarias, todas ellas a localizar en el antiguo cuartel de San Agustín del barrio de la Magdalena, al antiguo Luis Buñuel en el Gancho, al edificio catalogado de Madre Rafols, el antiguo cuartel de Pontoneros en la zona de Pignatelli.

Este proyecto está llamado a llenar de vida los 365 días del año, las 24 horas al día, el Casco Histórico. Servirá para relanzar el comercio y la hostelería de la zona, por eso cuenta con su apoyo, impulsará el parque residencial del distrito y conseguirá rejuvenecer su población.

Desde aquí quiero dar las gracias al Partido Socialista y a Izquierda Unida por haber comprendido la ambición del proyecto y, sobre todo, por haberlo apoyado en toda su extensión con la firma del acuerdo presupuestario del 2012.

Y con esto termino.

Podríamos dejar pasar el tiempo y esperar a la nueva cita electoral. Podríamos esperar a que escampe, no involucrarnos, dejar al PP hacer y criticar amagados, podríamos pero hemos decidido no hacerlo, porque creemos que no podemos, que no debemos, quedarnos de brazos cruzados ante la deriva en la que está inmersa nuestra sociedad. Debemos luchar por la justicia social, por la redistribución de la riqueza y por hacer de esta ciudad una isla de respeto a los derechos humanos de contenido económico, social, sanitario y cultura. Mientras España piensa en como ser mas austera, Zaragoza debe pensar en como ser, sobre todo, más solidaria, más justa.

De CHUNTA ARAGONESISTA nadie espera indiferencia, ni falta de ideas, ni ausencia de convicción, de CHUNTA ARAGONESISTA se espera valentía, capacidad de encarar los problemas y mojarse para solucionarlos, con unos o con otros, nuestro objetivo es mejorar la vida de nuestros ciudadanos.

Compañeras y compañeros de corporación, sobre todo los de la bancada de la izquierda, no podemos seguir permitiéndonos más meses a la defensiva, sin proyectos, a la espera de la siguiente dentellada conservadora de gobiernos de la derecha sin alma que solo actúan en interés de sus señoritos madrileños. No podemos seguir parados, sin ideas, sin impulso, sin liderazgo, sin acierto, mal copiando las recetas conservadoras.

CHUNTA ARAGONESISTA quiere colaborar, va colaborar, con todos, y lo subrayo, con todos, eso hemos pretendido estos 18 meses y eso vamos a seguir haciendo, pero sobre las bases de un proyecto político como el que les acabamos de exponer. Va a ser difícil, duro, largo, pero hay esperanza, hay posibilidades, sobre todo si juntos podemos contagiar a nuestros convecinos el patriotismo necesario para con la ciudad, para con Aragón. CHUNTA ARAGONESISTA no va a abandonar a Zaragoza a su suerte, somos conscientes de nuestras fuerzas, somos conscientes del sitio y la dimensión que nos ha otorgado la ciudadanía, pero también somos conscientes de la fuerza de nuestras convicciones y de nuestra magnífica e inmortal ciudad.

Tenemos una ciudad por la que luchar y una ciudadanía a la que respetar y atender y, sobretodo, ante la que responder, ¿seguimos trabajando?

Muchas Gracias.

CHA ZGZ

La unica alternativa de izquierda aragonesista. Con independencia, coherencia y defendiendo los intereses de la ciudadanía

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.