CHA apoya la iniciativa de Greenpeace por la que solicita que la empresa zaragozana INSTALAZA no fabrique bombas racimo

Chunta Aragonesista trasladará al Congreso de los Diputados una proposición no de Ley para exigir al Gobierno español que prohiba la fabricación de las mortíferas bombas racimo que se ceban, especialmente, en la población civil. CHA ha apoyado a Greenpeace en esta reivindicación. Estas  bombas se abren en el aire esparciendo una enorme cantidad de bombas más pequeñas que caen a tierra de manera indiscriminada y que permanecen sin explotar.  Como denuncia Greenpeace muchas de las submuniciones no explotan al impactar  pero sí lo hacen cuando alguien las toca, por lo que suponen una amenaza de muerte o mutilación para cualquier persona.

Una de las empresas que fabrican estas bombas es INSTALAZA, una empresa fundada en 1943, con Sede Social en Madrid, pero cuyos centros de producción se ubican en pleno Casco Histórico zaragozano. Sus bombas racimo, denominadas Mat-120, tienen 21 submuniciones de efecto carro y de fragmentación. La empresa asegura que estas bombas se autodestruyen una vez han sido abandonadas, pero Greenpeace asegura que no es cierto, ya que sólo en Líbano, el año pasado, “un millón de submuniciones quedaron esparcidos en el territorio sin explotar”.

CHA apoyará toda iniciativa que sirva para desmilitarizar las ciudades y evitar sufrimientos a la población civil. Es una contradicción que Zaragoza haya sido declarada “ciudad para la paz” y permita que se fabriquen, en pleno centro zaragozano, este tipo de armamento que supone una grave amenaza a la población civil víctima de las guerras sin sentido.

El grupo parlamentario de Chunta Aragonesista en las Cortes de Aragón llevó a cabo diferentes iniciativas para evitar que esta empresa recibiera SUBVENCIONES DEL GOBIERNO DE ARAGÓN para financiar su mortífera actividad.
En  los años 1999, 2000 y 2001, esta fábrica recibió dinero público -según consta en los BOA, en la publicación de la Orden por la que se canalizan las ayudas a empresas industriales de Aragón- por valor de setenta mil quinientos cincuenta euros – para la fabricación de armas antibúnker (es decir, un misil), para alineado de visores de uso militar, para fabricación de una granada de mano y otros conceptos que aparecían de una forma menos clara, como es, por ejemplo, «modernización de producción».

Las ayudas han sido concedidas a la empresa Instalaza, sociedad anónima, que, curiosamente, está ubicada en el casco urbano de la ciudad de Zaragoza, y esta empresa, según los datos del Ministerio de Defensa, se dedica a la fabricación de productos del denominado sistema de armas C90 (es decir, armas anticarro o visores nocturnos, armas de asalto de infantería, granadas de mano, munición con autodestrucción y granadas de fusil). Esta empresa dedica casi la mitad de su producción a la exportación, un dato que nos parece también muy relevante: cuando estamos siempre hablando de la lejanía de terceros países, pues hay que poner de relieve que la mitad de la producción de esta empresa, subvencionada con fondos públicos aragoneses, va a parar a terceros países, siendo una empresa cuyo capital es cien por cien privado.

Como decían nuestros compañeros en las Cortes de Aragón, en 2001,  estas armas y municiones son las causantes del 90% de las víctimas, que en un 90% a su vez son civiles, mayoritariamente mujeres y niños. Sabemos que su fabricación es legal pero sí que nos parece vergonzoso que se esté favoreciendo su proliferación con ayudas procedentes de dinero público, de fondos públicos, es decir, de dinero de todos los aragoneses. No podemos entender la decidida intención que ha mostrado el Gobierno de Aragón, PSOE-PAR, con el apoyo de Izquierda Unida, de continuar impulsando este sector, tal y como puso de relieve el consejero de Industria en el pasado Pleno en respuesta a una pregunta oral que le formuló este diputado. No podemos entender esta actitud.

CHA ZGZ

La unica alternativa de izquierda aragonesista. Con independencia, coherencia y defendiendo los intereses de la ciudadanía

0 comentarios en «CHA apoya la iniciativa de Greenpeace por la que solicita que la empresa zaragozana INSTALAZA no fabrique bombas racimo»

  • el 11/06/2009 a las 14:31
    Enlace permanente

    INSTALAZA NO PAGA
    Empresa dedicada a la fabricación mediocre de armas ligeras, cuyo estado actual es la supervivencia mediante creditos.

    Una pesima gestión de la dirección desde hace años les ha llevado a esta situación y a despedir a numerosos trabajadores los cuales han tenido que denunciar a la empresa por no pagarles la indemnización.

    Instalaza se encuentra actualmente sin liquidez económica, dato a tener en cuenta para entidades o empresas que tengan actualmente relación comercial.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.