EL LADRILLO DE ROMAREDA

romaredapor-dentro.jpgHumor, mucho humor. Es lo que recomendamos a todo el mundo con el «ladrillo» de Romareda. Ladrillo en dos sentidos: porque ya aburre y porque se está demostrando que todo este mareo estaba ya preconcebido para plantar todo un pedazo de estadio en mitad de la huerta de San José.

Pincha-aqui-para-ver-comprobar los inconvenientes de llevar el campo a SanJose.ppt

El hecho objetivo es que Zaragoza podría haber inaugurado el nuevo campo de fútbol para la Expo. 45.000 espectadores con posibilidad de ampliación; con un complejo de ocio y servicios abierto los siete días de la semana; con todas las localidades cubiertas y con calefacción; con un aparcamiento anexo de 1.500 plazas y con un edificio junto al campo para oficinas y hoteles que iba a ser con el que la ciudad iba a pagar el estadio. Este campo diseñado por el equipo de Carlos Lamela y sus socios alemanes iba a ser uno de los mejores del Estado Español. Pero todo esto le han robado a la ciudad el PP-PAR, al haber puesto una denuncia precisamente por esa permuta que es la que utiliza la DGA en numerosas ocasiones.

Ahora, el PP-PSOE-PAR, con el apoyo de IU, quieren llevar un proyecto de campo del que se desconoce todo, (incluida la financiación) en la única zona de Zaragoza cuyos suelos tardarían entre cuarenta y cincuenta años en desarrollarse de no tener encima todo un pedazo de campo (pero no de patatas sino de fútbol). Demostramos que llevar a San José el estadio es la peor opción posible, tanto para los aficionados (sólo el 20% podrá ir a pie), para el Real Zaragoza, como para la ciudad, que verá cómo se colapsan las entradas del tercer y cuarto cinturón para desesperación de todo el mundo. En 2011 no se habrá puesto ningún ladrillo todavía, pero alguien sabrá que su suelo vale muchísimo más.

Llevar el campo de fútbol a San José es un engaño para el Zaragoza, la ciudad y los aficionados, ya que favorece determinados intereses urbanísticos y determinados posicionamientos desde el punto de vista del crecimiento de la ciudad.

El Real Zaragoza planteó en el mes de septiembre que quería un espacio desarrollado, habitado y comunicado con transporte público de alta capacidad. Por eso, es difícil entender nada si estamos planteando que el punto de ubicación del campo de fútbol lo más cerca que tiene son naves industriales a 600 metros, el cementerio de La Cartuja y las viviendas a un kilómetro.
En estos momentos, para CHA la ubicación que se plantea es una zona que no tiene plan aprobado y que incumple la Ley de Urbanismo de Aragón al tener una limitación de suelos que no contempla ningún estadio de fútbol. Se tienen que hacer todos los proyectos de reparcelación, los planes parciales, tiene que ser aprobado por la DGA, tener un proyecto de urbanización y se tiene que ejecutar como tal. Por lo que el desarrollo de estos suelos va a tardar y va a tardar muchísimo. Mínimo 10 años.

CHA considera que el desplazamiento de La Romareda a ese punto “supone lanzar directamente la recalificación de suelos urbanísticos en la huerta de Las Fuentes, en el entorno de Torrero-La Paz, entre el Parque Tecnológico de Reciclado (PTR), y el triángulo que va desde Puerto Venecia hasta la conexión con la carretera de Castellón. A partir de esta decisión los suelos empiezan a tener consideración de lugares para poner ladrillos”.

MOVILIDAD
El cambio de ubicación del estadio de fútbol también supone cambios en la movilidad de la ciudad. Cuando se contrató el proyecto del tranvía y se invirtió en el sentido norte-sur, que va desde Parque Goya hasta Valdespartera, se pensaba en el campo de fútbol. Pero esta actuación saca el campo de fútbol fuera del eje de inversión prioritario del Ayuntamiento y se rompe su inversión en estrategias y tiempos.

Chunta Aragonesista cree que el PP, el PAR y el PSOE, con el apoyo inexplicable de IU, se cargan la movilidad de la ciudad, se rompen las cuestiones medioambientales, se priman los intereses urbanísticos, se hace caso omiso del PGOU y se lanza el crecimiento de la ciudad hacia otra parte porque les interesa a los propietarios de esos suelos que crezcan hacia ese lado.
El PP, el PAR y el PSOE están transmitiendo los deseos de los propietarios de suelos no urbanizables que quieren poner ladrillos y esto no es la primera vez que se transmite. El punto de vista deportivo ha sido eliminado.

A corto plazo cualquier operación urbanística de ejecución está condenada a fracaso, porque esta operación se está montando en un momento de recesión económica importante. La única decisión que importa en estos momentos es que poner La Romareda en San José hace que el valor de los suelos tenga otras perspectivas y que los propietarios de suelo tomen posiciones para proyectos de recalificaciones del PGOU. Detrás de todo esto hay una enorme movida de intereses económicos.

Sacando los datos del número de población que vive en el entorno de la Romareda hasta el actual estadio 488.000 habitantes están a menos de tres kilómetros, una distancia que se hace a pie. En cambio, si el estadio se ubica en San José, 155.000 habitantes estarían a tres-cuatro kilómetros de distancia. Por lo tanto, sólo el 20% de los aficionados podrán ir a pie al estadio en San José, frente al 80% que van andando a Romareda. 24.000 abonados que tendrán que desplazarse en coche. No va a haber cinturón que lo soporte.

CHA ZGZ

La unica alternativa de izquierda aragonesista. Con independencia, coherencia y defendiendo los intereses de la ciudadanía

0 comentarios en «EL LADRILLO DE ROMAREDA»

  • el 03/06/2008 a las 7:26
    Enlace permanente

    Lo primero decir que estoy de acuerdo en que la ubicacion puede responder a motivos economicos pero eso es algo a lo que ya estamos acostumbrados en zaragoza, lease barrio Actur.
    Por otra parte si se terminan de ejecutar proyectos de hace 20 años tampoco creo que este tan mal hubicada ya que estaria comunicada hasta por 5 arterias de la ciudad (M.Servet, Cesareo Alierta, Tenor Fleta, Z-30, Z-40), y para ir andando… pues solo suma una distancia de entre 5 y 10 minutos desde el pabellon Principe Felipe, el cual congrega gran cantidad de personas actualmente en los partidos del Cai Zaragoza.
    Actualmente y siempre la tendencia de los campos de futbol ha sido sacarlos del centro urbano de las ciudades ya que representa grandes beneficios para la ciudad, tanto por congestion de coches ( he visto coches aparcados en el parque grande en sitios dificilmente imaginables ) como por motivos de seguridad.
    Aparte ¿nadie recurda la zona de la actual romareda cuando se construyo? La comparo con la rehubicacion actual en S.Jose, rodeado de campos, comunicado por una gran avenida que sale de la ciudad (F. Catolico – Cesareo Alierta), y con un elemento significativo cerca (Antigua feria – Principe Felipe).
    Lo unico que habria que hacer un proyecto urbano comodo e inteligente de comunicaciones; carriles bici, cercanias, metro-tranvia o porque no los dos, y acompañado de zonas verdes y una urbanizacion igualmente iteligente y sostenible.
    La cuestion no es decir que todo esta mal que me parece que en esta region pecamos de eso sino que lo que se haga y ya que todo va a estar influido por motivos e intreses economicos, se haga bien.
    Saludos

    Respuesta
  • el 03/06/2008 a las 15:29
    Enlace permanente

    Pues yo estoy totalmente en contra de que se saque el estadio de la actual ubicación. Claro que cualquier sitio amplio y rodeaddo de buenas comunicaciones podría ser un buen emplezamiento. Pero ese no es el tema. el tema gordo gordísimo es que se han salido con la suya los amos del ladrillo. Y para eso han tenido que descabalgar a la CHA del gobierno municipal porque no les quisieron decir AMEN a sus planes.
    La cuestión es que el estadio en la Romareda no iba a costar un duro a la ciudad, a nuestros bolsillos, porque se iva a pagar con el dinero de los suelos anexos al campo de futbol. La permuta, recuerdo a todo el mundo, que un juez anuló porque dijo que su valor, en aquel momento, podía cambiar. Mira tu si ha cambiado ahora con la crisis económica.

    Yo vivo a la entrada de la Almozara, casi esquina con la plza europa y voy andando al campo. Puedo coger el bus pero me lo tomo como el deporte semanal, como la obligación con la que me chinchan en mi casa para bajar barriga.
    En fin. He leido todos los artículos sobre la movilidad que arrastra el campo en san josé y en la romareda y soy de esos 80% que vamos andando a la romareda. Si lo ponen en san josé, ya puedo olvidarme de ir andando. aunque en cuanto pongan el tranvía entre actur y valdespartera que pasará, espero por la plaza de europa, a lo mejor tengo que pensar en ir al gimnasio.
    Pero que quede claro. Nos están manipulando. La romareda es una mera especulacion urbanística en la que no va a faltar ni las pedazo de torres de pisos con las que rodearán el estadio. Luego todas estas personas se quejarán de que les molesta el ruido y los coches que inundarán y colapsarán el tercer cinturón.
    ¿Qué quereis que os diga más? Pues que me gustaría, en este caso, ser de Bilbao. Allí los socios no han querido que su catedral salgo del centro de la ciudad. Con un par….

    Respuesta
  • el 04/06/2008 a las 10:42
    Enlace permanente

    Pues por mí que les den a todos. que se lleven su estadio donde quieran y que sigan con sus desmanes aunquelos quieran camuflar con «desdarrollos ideales para el barrio de San José». Los aragoneses no cambiaremos en la p…. vida. Viva el ladrillo! Vivan los amos de mi tierra!!!!!!!

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.