CHA solicita vallar el potrero de la calle Octavio Paz para evitar accidentes

Que las cosas vayan despacio en un palacio nos puede dar igual, pero que en un Ayuntamiento no se solucione algo tan sencillo como vallar el potrero de la calle  Octavio Paz,  en el Actur, cuando llevamos denunciando el peligro que supone por estar al lado de las vías del tranvía, es para echarse a temblar.  Este magnífico espacio deportivo dejaría de ser una amenaza si se cercara con unas pequeñas  vallas para impedir que los niños y niñas tengan que salir corriendo hacia las vías, cada vez que se les escapa la pelota.  Nuestro compañero Carmelo Asensio,  presidente de este distrito, lleva ya seis meses intentando que se protejan los huecos abiertos que dejan los palés que hacen de separación entre el potrero  y la avenida Gertrudis Gómez de Avellaneda. Este equipamiento es muy utilizado por los niños de la zona pero en lugar de ser un lugar de deporte y diversión genera a las familias momentos de pánico cuando una pelota se escapa y van los niños detrás. Si el abuelo o la abuela ven de lejos venir el tranvía, no hay corazón que soporte tanto susto. Por eso criticamos la existencia de unos «problemas burocráticos» en este Ayuntamiento que impiden poner solución a este asunto, a pesar de que el presupuesto no superaría los 3.000 euros. Esta burocracia parece ser causada por los problemas estéticos que el «cercado» supondría a la separación actual. Ya veremos cómo queda la estética y quién es el responsable de tanta «belleza» si ocurre algo. Además, es muy sencillo tapar los huecos que quedan en los palés discontinuos pintados en rojo que separan el potrero de la calzada, y así eliminar las  zonas desprotegidas, de entre 4 y 5 metros, por las que se escapan las pelotas.
Sin ser expertos en la materia, se podría mantener la actual estética de palés coloreados o instalar una valla metálica que lo separe  de la calzada, del carril-bici y de las vías  del tranvía. En la Junta de Distrito del Actur se han recibido numerosas quejas vecinales  y a instancias de los vecinos se han recogido hasta 600 firmas para mejorar la seguridad del potrero. Carmelo Asensio  ha trasladado esta petición a la sociedad municipal Zaragoza-Deporte, pero «nos remiten a Zaragoza-Vivienda y nos marean. Se pasan la responsabilidad de un servicio municipal a otro y es una tomadura de pelo».
Ah, por cierto. Desde CHA también hemos criticado que con la gran cantidad de potreros que hay en la ciudad no se destine una partida de mantenimiento y limpieza específica para estas zonas porque luego conlleva un mayor coste para el Ayuntamiento acometer las reparaciones, por eso, en el presupuesto de este ejercicio  se ha incorporado a iniciativa de CHA, en el presupuesto de este 2013, una partida de 200.000 euros para el mantenimiento de los potreros.

CHA ZGZ

La unica alternativa de izquierda aragonesista. Con independencia, coherencia y defendiendo los intereses de la ciudadanía

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.