El Ayuntamiento aprueba el IBI para 2013 con las bonificaciones introducidas por CHA

El pleno del Ayuntamiento de Zaragoza ha aprobado hoy, en sesión plenaria extraordinaria,  la ordenanza reguladora del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) para 2013, con los votos a favor de PSOE, CHA e IU y con el rechazo del PP.  El IBI para el año que viene incorpora una serie de bonificaciones introducidas por CHA que beneficiará al 98% de la población zaragozana, y también al pequeño comercio. Lo que CHA, a través del trabajo de Carmelo Asensio ha pretendido es no  incrementar la presión fiscal al 98%   de los zaragozanos por encima de la inflación prevista para el próximo año. Además de dar «un trato de favor» a los pequeños comercios (el 98%) a quienes no se les subirá nada el IBI el año que viene.  Las viviendas con un valor catastral hasta los 70.000 euros, el 51 % del total de las existentes en Zaragoza (alrededor de 314.000), no verán aumentado el recibo (la propuesta del PP era aumentar para el 2013 un 10% más de lo que se va a pagar en 2012).  Otro 25 % de los inmuebles (cerca de 70.000) con un valor catastral de 70.000 a 100.000 euros verán incrementado su recibo por debajo de la inflación prevista para el año próximo, mientras que otro 15 % (50.000) valoradas entre los 100.000 y los 200.000 euros tendrán un aumento menor del 10%  anual  y las de más de 200.000 euros de valor catastral (viviendas que en el mercado cuestan más de medio millón de euros) no tendrán bonificación y se les aplicará la subida  que les corresponda.

Es cierto que la normativa actual no contempla la posibilidad de prorrogar las bonificaciones en el IBI más allá de 2016, por lo que desde CHA nos plantearemos llevar a cabo una revisión de los tipos impositivos y en los umbrales de valor catastral  cuando llegue el momento.

El PP está poniendo patas arriba todo el ordenamiento jurídico y fiscal de los Ayuntamientos  que está generando una situación de inseguridad jurídica. Esto, por no hablar de lo que supone una clara invasión de las competencias municipales, como es la fijación del recargo del 10% como la que ha aplicado Rajoy este año. Y eso que la Federación Catalana de Municipios ya ha dicho que las va a recurrir.

 El IBI es un impuesto directo que grava el valor de los bienes inmuebles.  El año pasado el ayuntamiento  aprobó una subida del 5% pero un  Real Decret0 de diciembre de 2011 aprobado por el gobierno de Rajoy, obliga a subir, además, un 10% en aquellas ciudades donde no se haya hecho revisión catastral. Es el caso de Zaragoza. La última revisión se hizo en 1997, con un gobierno del PP, en donde el IBI se subió un 360%. La subida fue tan brutal que se tuvo que bajar los tipos para intentar «paliar» el hachazo. Tocaba hacer revisión en 2007, cada diez años, pero el enorme precio de la vivienda, en plena burbuja económica, desaconsejó llevar a cabo esta revisión (ahora los valores catastrales estarían sobrevalorados). Dentro de este disparate, CHA ha introducido criterios de justicia fiscal para que la mayoría de la ciudadanía no sufra subida alguna en el recibo del IBI el año que viene.

CHA ZGZ

La unica alternativa de izquierda aragonesista. Con independencia, coherencia y defendiendo los intereses de la ciudadanía

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.